1x01 - All new season

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por calamity grace el Mar Nov 17, 2015 4:09 pm
Sophia Mathis
ft. Chris



Me quedo de pie como un pasmarote, sin sacar las manos de los bolsillos para no parecer tan tonta de no saber que hacer con ellas. No es que vaya a decir en voz alta que llevaba todo este tiempo con ganas de verle, pero lo cierto es que estaba nerviosa por cruzármelo y ahora justo cuando lo tengo delante... me quedo mirándole como una boba y balbuceando tonterías.

Y es que debo de ser la actriz más rara del mundo, porque cuando se trata de disimular algo que me pasa a mí... vamos, que se me nota en la cara. Como ahora. Aunque creo que Chris aún no se ha dado cuenta así que sonrío y me relajo. En realidad no sé si eso es bueno o malo, pero supongo que, al menos, me lo puedo tomar como que tengo un poco de margen para hacer que el único chico que me ha gustado en mucho tiempo, no huya corriendo despavorido de mí.

“Yo también tenía ganas de volver. Seguro que me miran raro los demás por decirlo, pero echaba de menos todo esto.” Inclino la cabeza un poco para que no pueda mirarme a los ojos, seguramente lleve escrito en la frente “te echaba de menos a ti”

Deja el monitor en el suelo y se pone de pie a mi lado. Es mas alto que yo así que tengo que levantar la cabeza para mirarle y responderle cuando me invita a tomar un café.

“Sí, de momento no estaba rodando, solo viendo la escena de Lacey y David. Ahora están en el descanso, tengo tiempo hasta que dejen de pelearse por enésima vez.” Suelto una carcajada encogiéndome de hombros. “Y sí, por favor. Me muero por un café bien cargado, estoy un poco zombie todavía. El primer día...”

Me vuelvo a encoger de hombros en lo que echamos a andar hacia la sala de descanso. No se me ocurre nada para decir, así que me quedo callada observando como los técnicos siguen pegándose carreras de un sitio para otro con el material de casa escena. Cerca de la sala de descanso veo a David aguantando todavía el chaparrón de Alexander, y no puedo evitar que me salga una risita floja. Si le dijera que me pegan como pareja...

“¿Cómo?” Me coloco el pelo detrás de la oreja avergonzada. Estaba tan despistada mirando a los otros dos que me cuesta procesar su pregunta. “Oh, bien. Bueno, haciendo algunos trabajos esporádicos. Aunque ha sido más aburrido que otra cosa.” Me pongo colorada cuando menciona las fotos de Maui, estoy muy contenta con el resultado pero saber que Chris las ha visto... Me muerdo el labio y le miro de reojo. “¿Has visto las fotos? No te hacía de los que leen las revistas de cotilleos?”  Bromeo, pero él me explica que la revista era de su hermana. “Lo sé, lo sé... era una broma. ¿Y tú? ¿Qué tal han sido las tuyas?”

Él las ha pasado con amigos y su familia. Suspiro muriéndome de envidia, nunca he tenido unas vacaciones así. No es algo que vaya contando por ahí pero mi familia brilla por su ausencia y Maui... Maui es precioso pero de qué sirve si no tienes a nadie con quién salir.

Me quedo quieta de repente, a unos pasos de la sala de descanso. Chris me mira preguntando si pasa algo pero le hago un gesto con la mano para que guarde silencio. Pongo los ojos en blanco al escuchar la voz de Lacey, discutiendo para variar con David otra vez. No tengo ganas de que me estropeen la mañana.

“David y Lacey vienen por ahí. Seguramente van a la sala a tomar un café, como nosotros. ¿Te importa si cambiamos de sitio? Necesito tomarme un café fuerte primero antes de poder enfrentarme a ella.” Chris asiente y hago un gesto con la cabeza para que me siga. “Si no te importa que andemos un poco más, podemos ir a mi caravana. Tengo una cafetera casi sin estrenar, no la suelo usar porque no me gusta tomar café sola...” Estoy hablando rápido y probablemente de más. Acabo de caer en la cuenta de que Chris y yo vamos a estar solos en mi caravana. “Si no te apetece podemos tomarlo fuera, aún hace buen tiempo. O dentro, como prefieras, estaríamos más cómodos y eso...” Cierro los ojos muriéndome de vergüenza. Si no se ha dado cuenta antes de que estoy atacada, desde luego lo ha hecho ahora.

Me quedo callada hasta que llegamos a la zona de caravanas y subo los peldaños de la mía para abrir la puerta. Hay gente andando por los alrededores pero ninguno nos presta mucha atención. Respiro hondo antes de girarme hacia él.

“¿Entramos?”

Mensajes : 167

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 39

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por calamity grace el Miér Nov 18, 2015 2:50 pm
Hugh Marshall
ft. Sky


On de hablarla desde la espalda XD

Suelto una pequeña carcajada acomodándome mejor en la silla. Ya sabía cuando he entrado aquí que Greene no iba a ponérmelo fácil. No es la primera vez que tengo que enfrentarme a mujeres caprichosas que no dan su brazo a torcer, aunque sinceramente... ella no me da el perfil exactamente.

Al menos hasta que levanta la mano para hacerme callar, y yo lo hago. Me quedo en silencio mirándola fijamente dejándola que sea ella la que se encargue de llevar el ritmo de la reunión. Al principio de mi carrera me enseñaron que para captar a un buen cliente es esencial dejarlo hablar, que sea él el que piense que tiene el control del producto. Con Greene parece que no me cuesta nada asumirlo, tengo la sensación que nadie le ha hecho sombra hasta ahora.

“¿Y eso significa algo? No me malinterprete pero solo hace que me reafirme en mi idea sobre la clase de periodismo que hace usted. Deja caer la noticia con un “supuesto” lo suficientemente hábil como para eludir una demanda por falsear la noticia.” Da la vuelta a la mesa para abrir el portátil y enseñarme unas fotos de ellos. No reconozco esas fotos y no me gusta cuando no estoy preparado para estas situaciones. Lacey me va a oír cuando la vea. “¿Y estas fotos son suyas o se las ha comprado a alguien?"

Intento que no se me note que me ha dejado sorprendido, probablemente la foto sea de alguna de las veces que sale el equipo a tomar algo después del rodaje. De hecho no me sorprendería que la foto estuviera cortada y el Sophia o David salieran en la parte de atrás.

“Oh ya veo. Romanticismo en estado puro ¿no?” Vuelvo a echarme hacia atrás en mi asiento, para poder mirarla a los ojos. Tiene respuesta para todo, y lo admito, me intriga. “¿Entonces según usted dos personas que tienen una buena relación laboral y salen juntos a cenar de vez en cuando, se acuestan juntos?” Me tienta la idea de comprobar que pensaría si le dijera que Lacey y yo vivimos juntos desde hace años. “Eso no deja mucho espacio a la ética periodística, tirar la piedra y dejar que las pirañas hagan el resto.”

Si la he ofendido o no, no lo demuestra. Supongo que debe de estar totalmente acostumbrada a comentarios de este tipo para que ni siquiera se le note un tic de incomodidad. O eso o es una gran actriz. La miro entrecerrando los ojos, sabe muchas cosas sobre Lacey, aunque todas banales y sin nada importante que aportar, solo descolocar y dar publicidad a la serie (en el buen y en el mal sentido)

Y eso es lo que tengo que evitar.

“¿Está insinuando que no conozco a mi cliente, señorita Greene?” Ahora sí que me echo a reír a conciencia. “Si está buscando algún tipo de confirmación por mi parte, no lo va a conseguir. Solo le diré que mi relación con Lacey Alexander es bastante estrecha, conozco a mi cliente lo suficiente como para saber que todas esas publicaciones que saca en su blog son solamente chismes sin fundamento.” Ignoro deliberadamente su comentario acerca de mis celos de Souza. Sería demasiado fácil rebatirla y darle el material que quiere, así que me limito a sonreír y a cambiar de tema.

Bueno, más o menos.

“Lo es, es un actor excelente. Igual que el resto del cast con el que suele también salir regularmente. Puede que deba decirle al paparazzi que le vende las fotos que no cierre tanto el encuadre y saque a las personas que van detrás. ¿Ve la foto del restaurante? ¿ve el brazo que rodea a Lacey?” Ahora es mi turno de sorprenderla. Se levanta y se sienta en el borde de la mesa para girar la pantalla del portátil y mirarlo más de cerca. Después se gira hacia mí, sin saber a que me refiero. “¿Nada?”

Me pongo de pie acercándome a ella. Sonrío cuando me coloco a su espalda, rozándola despacio pero lo suficiente como para invadir su espacio vital. La noto ponerse recta, pero no dice nada, esperando supongo a que le enseñe mi gran revelación.

Le paso el brazo izquierdo por la cintura, desde su espalda, mostrándole el reloj que llevo en la muñeca.

“¿Y ahora? ¿Lo reconoce?” Me separo de ella para acercarme a la pantalla y ampliar la foto. Al principio no la había reconocido y me doy de patadas por que se me hubiera pasado por alto este detalle haciéndome quedar como un estúpido. “La mano que está en la cadera de Lacey, es la mía.”

Mensajes : 167

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 39

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Jue Nov 19, 2015 3:33 pm
S Grant(con Wes)

Las grandes mentes piensan igual. Wes también estaba pensando en matar gente, o en las maneras de matar gente, o algo así. Empieza diciendo que cree que no habría buena acogida por el público de cargarnos a alguien (no es nuevo, cuando matan a alguien en una serie siempre hay alguien que se mosquea) pero se pone en el lugar de Eva y dice que es Everett quien tiene las papeletas para morir. De forma lógica, las tiene. Es la cuarta pata sobrante y el perrito faldero de Flemming, excepto su club de fans, nadie lo echaría mucho de menos, aunque conste que soy de las que pienso que el personaje tiene muchas posibilidades. Se le podría volver fácilmente para un lado o para el otro, y David tiene la capacidad de interpretarlo, o al menos eso pienso yo. Pero una vez más ni pincho ni corto, así que tengo que estar a lo que decidan los de arriba. O a entretenerme montando tramas así.

De momento miro mal a Wes por haberse ido a lo fácil, y él se da por aludido y propone cargarse a Sloane. Le miro con las cejas enarcadas, sorprendida. -Venga. Véndemelo- le propongo. Y él me lo vende como un desafortunado accidente en el que Isaac le dispara ciegamente. Como giro argumental es una putada, la verdad. No sé qué haría eso con el personaje de Isaac. Algo tremendo, desde luego, empezando por la culpabilidad. Quizá por esa parte sería interesante.

Suelto una carcajada cuando dice que entre el público y Alexander nos van a matar. -Desde luego. Es la heroína, aparte, es una chica y es políticamente incorrecto. Nos tacharían de machistas. No sabes lo sensibles que están las redes sociales ahora- siempre le sacan fallos, y mira que yo soy activa contra cualquier clase de discriminación y siempre protestaré cuando le ponen estereotipos o papeles de mierda a personajes femeninos, pero la gente no entiende que los guionistas no matamos chicas o minorías por gusto. Matamos por trama, y por lógica, sin hacer discriminación alguna.

-La cuestión- sigo, sin embargo, divertida- es que mi apuesta también era femenina.

Esbozo una sonrisa misteriosa y Wes me mira intrigado. Me muerdo el labio antes de responder. -Flemming. No a corto plazo, por supuesto, ni como resolución final de la serie, sino convirtiéndola a ella en la mártir o mejor dicho, mostrando que lo es. Sería interesante revertir los papeles y que Sloane e Isaac sean los que jueguen con las mismas armas de ella y estén dispuestos a llegar hasta el final.

Wes está flipando, creo que no sabe lo enferma que puedo llegar a estar en estos temas. Por eso encajaría mejor en una productora independiente y no en un producto de cadena general, porque lo que me gustaría hacer aquí no me lo aceptarían ni de coña. Más o menos, me refiero a convertir Secrets and Lies en lo que yo esperaba de ella. En hacer más evidente la mezcla de grises oscuros y traspasar más líneas, mostrar que cada uno de los tres amigos es exactamente igual de capullo puesto en las circunstancias correctas. Pero eso no se puede hacer si no es cable y menos a la hora que nos emiten.

Claro que soñar es gratis. Y liarla extraoficialmente, también.

-Bueno, supongo que hasta aquí llegan nuestras ideas locas de hoy- concluyo-. La cosa es que nos nos va mal. A pesar de todo lo que me quejo... en realidad ya sabes que no me quejo del todo. O que lo hago retóricamente-. Le sonrío a Wes. Es trabajo. Estoy ganándome la vida escribiendo, en realidad debería darme con un canto en los dientes. Pero mientras más tienes más quieres, por mucho que mi padre y su filosofía budista no estuvieran de acuerdo conmigo.

Suspiro y me estiro en la silla. -¿Eran estas las expectativas que tenías cuando pensaste en hacerte guionista? ¿O te imaginabas algo distinto?
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Jue Nov 19, 2015 3:59 pm
Dan Rackham (con Madison)

Lo primero que hace la chica es quitarle importancia y decir que ella también se perdía al principio. Que no discuto que sea verdad, pero es lo que suelen decir siempre, como si dijeran que no es cosa mía por no poder ver, y tengo que disimular una sonrisa. No me lo he tomado mal, que conste. Sólo es algo que me pasa a menudo, y me hace gracia cuando me doy cuenta, por mucho que la intención sea buena, o precisamente porque lo es.

Dice que me acompañará a la salida y me coge del brazo para guiarme. Tiene una mano ligera, me coge con suavidad, pero con dedos fuertes. Debe de dedicarse a algo en lo que usa las manos, supongo. ¿Estilismo o algo así? Aunque no desprende el olor a cosméticos habitual. La verdad es que me llama la atención. Está siendo más amable de lo que prácticamente nadie ha sido conmigo aquí (dejando un lado a los que más que amables son condescendientes) y no tengo muy claro qué hace aquí. Quizá sólo esté de paso. La voz no se me parece a ninguna de las protagonistas de la serie, a juzgar por lo que me ha enseñado Bridget. Claro que entre dicción, y acentos y demás... quién sabe si no la distinguiría cuando me hablase de normal.

Cuando vamos de camino me pregunta a qué me dedico. -Soy consultor. No sé si puedo contarte la trama por la que estoy aquí, si os lo cuentan todo o no hasta el último momento...- digo, medio en broma y medio en serio. Me hicieron firmar un contrato de confidencialidad, pero no tengo claros exactamente los términos.- Vendré de vez en cuando, para echar una mano a uno de los actores. Así que imagino que ya volveremos a coincidir por aquí.

Voy a preguntarle cuál es su papel en el estudio cuando me dice que casi hemos llegado. La verdad, me ha decepcionado que estuviéramos tan cerca al final. Últimamente no salgo mucho y esta chica me llamaba la atención. Supongo que si le pido su nombre podré volver a buscarla la próxima vez.

Entonces propone acompañarme a tomar algo. Oye, que lo mismo no he perdido del todo mi encanto. -¿No hay una cafetería o algo así? Para invitarte a un café por echarme una mano. Si no hubieras aparecido seguramente habría acabado metiéndome en escena en algún lado y despedido con efectos inmediatos, o algo así- bromeo.

Creo que me habría dado cuenta antes de llegar a esos extremos, pero nunca se sabe. Lo más probable es que hecho un lío por lo menos sí que hubiera acabado, y por eso me alegro de haberme encontrado con ella, además de por otras cuestiones. Invitarla a un café o a lo que quiera sería una buena manera de redondear la mañana, y si ella propone, no le voy a decir que no. Me apetece conocerla mejor. Es curioso, porque cuando podía ver está claro que como todo el mundo (y más como el chaval adolescente idiota que era) me guiaba mucho por el físico. Atender a la voz, a la forma que tiene alguien de tocarte, de comportarse contigo, te da otra forma distinta de sentirte atraído por una chica.

Y aparte, la voz de las chicas guapas tiene algo de especial. No me preguntéis qué.

Me detengo y toco suavemente su hombro para orientarme. Con la mano opuesta, busco la suya y se la estrecho. -Por cierto, soy Dan. Encantado.
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Jue Nov 19, 2015 4:45 pm
Adrian Rutledge (con Rebecca)

A pesar de que intento mantener el buen humor, en realidad tanto Rebecca como yo estamos quemados de sobra con esto de tener que hacer cosas que no son lo nuestro y aguantando sólo porque estamos así de esperanzados o somos así de inútiles. Supongo que tampoco nos queda otra excepto rendirnos y eso ya decidimos hace tiempo que no iba a ocurrir. Somos jóvenes, ya se sabe lo que siempre se dice de Humphrey Bogart, que no logró fama hasta pasados los cuarenta. Pero luego ves a niñatos de quince nominados a los Oscar y empiezas a tener dudas. No sé si tanto sobre ti mismo o sobre lo injusto que es el sistema siempre.

Rebecca dice que le suena que no pasaremos de la segunda temporada y sacudo la cabeza, con una sonrisa. -Esfuerzo desperdiciado el nuestro entonces, ¿no?- Meter cabeza aquí parecía la solución fácil, la verdad. Pero si me lo pone así, y en parte me extrañaría porque el público es fácil y en parte no porque en cuanto la rentabilidad y la audiencia bajan por poro que sea las cadenas enseguida se asustan y cancelan, me dan ganas de pasar de todo esto, de aguantar a Harrison y demás, y prefiero volver a los castings. Que en realidad tampoco, uno tiene un límite de que le humillen y el rechazo siempre lo he llevado regular. Estamos entre la espada y la pared y nos queda poco más que aguantar. Aguantar y seguir adelante con nuestros planes.

Cosa que Rebecca no ha hecho de momento porque pasa de llevarle el café a Harrison, no sea que le encasille de camarera. -Un papel de chica de los cafés ya sería algo. Dile que eres actriz de método- bromeo.

Pero a mí sí me trae el café (yo se lo llevo a ella en casa, es lo justo) y acto seguido se sienta en el sofá a mi lado con su taza en la mano y me echa las piernas por encima. -Te veo de buen humor. A pesar de todo- le digo. Ella pone su mejor cara de inocencia y dirige la rodilla a mi entrepierna. La veo venir. Que no es que tenga ningún inconveniente, pero lo de ponerse así en el trabajo es más bien excepcional. Y nuevo.

-Sí, estabas dormida cuando llegué. No te desperté porque me llevé trabajo a casa- Harrison me tiene frito últimamente. Se larga a tirarse a la chica de turno y me deja a mí todo el trabajo sucio. No sé si me odia porque sabe de quiénes son amigos mis padres y cómo acabé en la productora, pero no se debería quejar en el fondo porque la mano que le estoy echando no es precisamente pequeña. Que hay que echarle la bronca al director, voy yo. Que hay que quedarse tarde, también yo, y de papeleos y demás no hablemos. Él se limita a ir a lo que le gusta, que es a embaucar inversores y a las reuniones y las fiestas de la cadena. A veces pienso en Rebecca y que es su objetivo y pienso que buena le ha caído. Al menos Gardner me cae mejor. Y es guapa, que lo que es, es.- Creo que sí, que por lo menos comer me dejará. Podemos ir después de que hayas puesto el almuerzo y escaparnos al sitio de aquí al lado que nos gustaba. Aunque tú no suenas precisamente a que tengas hambre, o al menos no de esa clase.- Le sonrío, mirándola de reojo. Mira, uno rápido me arreglaría la mañana, pero en parte lo prefiero después, tranquilamente, en casa.

-¿Y tú qué, por cierto?- le pregunto-. ¿Dónde te metiste ayer? Te perdí la pista toda la tarde.
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por calamity grace el Vie Nov 27, 2015 2:02 pm
Harvey Tanner
ft. Cassie


Vale, tengo que confesar una cosa. No me gusta para nada mi trabajo. Quiero decir, lo hago en cantado, por supuesto, es o esto o volver a la carretera y acabar sabe Dios dónde. Pero ser un pelele que va de un lado para otro arreglando cosas que lían los demás... no es lo mío. Que se me da bien, sí vale, pero no es lo mío.

Hasta que me llama Cassie y pierdo el culo por venir a hacer una obra de ingeniería industrial si ella me lo pide. Intento que no se me note que estoy nervioso, al menos espero que ella no se de cuenta. No quiero que piense que soy alguno de esos creepy babosos que en cuanto conocen a una chica guapa hacen lo que sea por liarse con ella, porque yo no soy así.

Pero la verdad es que me gusta.  

Y técnicamente no hace mucho que nos acabamos de conocer.

Me agacho debajo de la mesa, buscando la maraña de enchufes hasta que localizo la avería. Es muy simple, no tiene más ciencia que pelar, empalmar y colocar un par de cables que han quedado sueltos, pero me hago el remolón todo lo que puedo porque me encanta oírla hablar.

“Cuando venía hacia acá he visto que David iba con Lacey a la cafetería. Me parece que hoy no vas a tener suerte, si les toca rodar a ellos ya sabes que se pueden tirar toda la mañana haciendo una escena tonta.” Culpa de la pelirroja y sus pataletas. Pero eso me lo callo, que en el poco tiempo que lleva Cassie trabajando aquí, sé que es una fan incondicional de la serie. “Pero Sophia andaba por allí también, por si quieres escaparte un ratito mientras termino...”

Trago saliva esperando sinceramente que me diga que no, pero no me contesta a eso y cambia el tema de conversación comentando que le gusta trabajar por aquí. Agacho la cabeza entre los cables para que no vea que estoy sonriendo de oreja a oreja, no me quiero hacer ilusiones pero que no haya salido corriendo a buscarla...

“No me queda mucho, solo hacer un par de cosas y ya está. La electricidad funcionará, te lo prometo. A partir de ahora no creo que vuelvas a tener ningún problema. Estoy haciendo un par de... arreglillos para que tengas más potencia.” Algo totalmente ilegal y que va en contra de las normas que tenemos en el estudio. Pero Cassie no tiene por qué saberlo y si puedo ayudarla a que esté más a gusto... “No lo comentes con nadie, solo por si acaso ¿vale?”

Me mira con cara de sorpresa, y aunque la disimula al momento, me doy cuenta de no va a valer con un simple “no lo cuentes”. Termino de colocar los cables en su sitio y me pongo de pie, al lado de su silla, limpiándome las manos en los pantalones. No creo que pase nada porque ella lo sepa ¿no? Quiero decir, es Cassie...

“Normalmente no nos dejan hacer esto, pero tu instalación es la peor del estudio con diferencia. Te mereces un poquito de ayuda extra.” Me mira con cara de pensar que la voy a meter en un lío, y con justa razón supongo, pero no quiero que piense eso. Ni se me ocurriría ponerla a ella en un aprieto por mi culpa. “No tienes por qué preocuparte, nadie se va a enterar a menos que hagan una inspección. Y si la hacen, la responsabilidad es toda mía ¿vale?”

No sé si parece más convencida o asiente para darme la razón sin creerse del todo la monserga que le estoy dando. Pero arruga la nariz al mirarme y de repente ya no me acuerdo ni de lo siguiente que iba a decir.

“Ah, es verdad. El café que me has comentado antes.” Me agacho a recoger las herramientas y echarme la bolsa al hombro. “Claro, me apetece mucho. ¿Nos vamos?”

Mensajes : 167

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 39

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Dom Nov 29, 2015 8:40 pm
Gabriel Souza (con Diego)

Bueno, no le ha dado mucha importancia a lo del abrazo. Mejor, supongo, porque yo me he puesto un poquito nervioso. Hace mucho que no abrazo a ningún chico. Es un poco triste, pero sí. Además, Diego me gusta un poco. No en plan estoy enamorado de él, pero es la clase de persona que miras y piensas "con él, podría intentarlo", sólo que creo que no tiene ningún interés en mí y aparte, mezclar trabajo con otras cosas no suele ser buena idea. No "suele", repite la vocecita dentro de mi cabeza, y la aparto porque ya tengo bastante con lo que tengo.

La prueba definitiva de que no tiene interés es que pasa de salir conmigo a celebrar lo del Emmy. El no creo que pueda es la excusa más socorrida de todos los tiempos y al menos me alegra que me haya rechazado con delicadeza. Supongo que él también prefiere mantener el trabajo separado con una fina línea y ya pasa bastante tiempo conmigo de normal. Al menos le caigo bien. Creo.

Asiento cuando cambia a hablarme de los pormenores de la fiesta (¿ves? trabajo) y como soy actor hago porque no se me note que estoy un poquito decepcionado. -Oh, bueno, pues otra vez será. Pero me lo debes- le advierto. No sé si lo cumpliré y volveré a insistirle pero si cuela, cuela.- Sí, creo que prefiero que se encargue el personal de aquí que ya me conoce. De lo demás me encargo yo, sí- Sonrío. Debería estar preocupándome más de eso. Si es que cuando uno es tonto...

No sé si Diego me nota que estoy ausente o si simplemente era el paso siguiente en la conversación pero lo siguiente que hace es decir que quién sabe si en unos años estaré recibiéndolo y entregando el premio a actriz al año siguiente. Me pongo nervioso nada más de pensarlo. Igual suena manido o poco creíble pero soy de esos actores que ni de coña se imaginaban llegar a donde están. Creo que todo esto me queda un poco grande a veces. La prensa, los fans, la responsabilidad de todo esto... sólo llevo un año así y creo que necesitaré tiempo para terminar de acostumbrarme. Hay gente que está hecha para la fama desde que nace, yo no. Y en parte, por eso me alegro tanto de tener a alguien como Diego a mi lado. Pero mejor pensemos en otra cosa.

-Bueno, ya pensaremos en eso cuando llegue...- voy a decirle, pero él casi me atropella diciendo otra cosa y le dejo hablar. Al parecer me está buscando películas para compaginar. Vale, no deja de haber noticias hoy-. Pues... supongo que sí, cuando acabemos la temporada no tengo ningún otro compromiso. Podría estar bien, ¿no? Si aparece algún papel que pueda ser para mí...- La verdad es que no sería mala idea. Me apetece hacer algo distinto, probarme un poco. Que me acabaré acojonando como siempre, pero bueno, qué es esta vida sino correr riesgo y salir vivo de ellos para contarlo-. Venga, sí. Quiero- Esbozo una sonrisa más amplia. Hoy es un día de muchas emociones. Espero que salga todo bien o me voy a dar una hostia importante.

Me meto las manos en los bolsillos. -Bueno, ya me vas contando lo que te vaya llegando, ¿no?- Tengo curiosidad por ver qué papeles me busca, es la forma de ver cómo me ve. Sé que no va a ser lo habitual, así que tengo aún más interés en saberlo. -Ahora... ¿tienes que irte? Porque si no estaba pensando invitarte al menos a un café... ya que no vas a venir el sábado.

Sutil. Di que sí.
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Dom Nov 29, 2015 9:04 pm
Chris Madden (con Sophia)

Para qué habré dicho nada de las fotos de Maui. Es que soy idiota. Ahora va a parecer que la he estado stalkeando en verano y voy a quedar un poco como lo peor no, lo siguiente, pero bueno. Al menos sé que para la próxima vez mejor me quedo callado. Por suerte, ella no le da mucha importancia y puedo salir del paso hablando de mi hermana y del enano. Mi hermana que sería la primera en darme una colleja si supiera cómo la estoy liando. Con lo bien que ligaba yo en el instituto... Menos mal que Sophia es un encanto y no me lo tiene en cuenta. O lo disimula.

No ha cambiado de idea con lo de ir a tomar café, así que ahí vamos. Estamos en camino a la sala de descanso cuando oímos las voces de Schull y Alexander (discutiendo, como de costumbre) y Sophia decide que prefiere alejarse un poco, si es posible. -Claro, como quieras- asiento. Supongo que aquí queda la aventura del café de hoy. Le propondría salir fuera a por uno pero no sé cuándo van a volver a necesitarnos en plató y seguramente no tengamos tiempo.

Entonces me dice que vayamos a su caravana, que tiene una cafetera allí y nunca la usa porque no le gusta estar sola. La miro un poco sorprendido, porque no me esperaba que me lo propusiera. Nunca he estado en la caravana de ninguno de los actores. Es su espacio íntimo, el sitio donde alejarse de todo y sentirse un poco como en casa cuando están trabajando... y bueno, no me lo esperaba. Pero no voy a ser yo quien diga que no. -Sí, por qué no, si a ti no te importa...- Le sonrío. Al menos ahí nadie nos molestará y podremos hablar tranquilamente.- Dentro o fuera, donde prefieras. A mí me parece bien todo- le digo. Y de repente la veo como dudar... espero que no se haya arrepentido. Y sobre todo, que no sea demasiado educada como para decirlo si así es.

Que me lo temo, porque apenas hablamos de camino a la caravana. Cuando llegamos, ella me propone entrar. -Sí, mejor. Fuera hace calor todavía, ¿no?- Quiero que ella me dé el visto bueno y no sentirme como si sobrara aquí. No quiero estar ahí por compromiso, aunque no lo parecía hace un momento. ¿Será que desde que hay oído la discusión tiene otras cosas en la cabeza? ¿O la habré cagado definitivamente con el tema de la revista?

Estoy por ofrecerme a hacer el café pero no sé si será meter las manos en sus cosas, aparte, tampoco estoy seguro de cómo funciona la cafetera esta. Les regalamos una a nuestros padres por el aniversario pero apenas la he tocado. -Lo que tú te pongas está bien. ¿Te echo una mano? Deberíamos haber robado un bote de galletas de la sala de descanso o algo así- bromeo.

Me quedo a su lado mientras ella pone los cafés y recorro la caravana con la vista. -Me gusta cómo la has montado. Se nota que es tu espacio personal.- Le sonrío cuando se vuelve a mí. Hablando de espacio personal, ¿no estamos un poquito cerca? Casi noto el olor de su colonia y el calor de su cuerpo. Por eso estoy en la parra cuando me pasa el café. Carraspeo.- Gracias. Huele muy bien. ¿Nos... sentamos?
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por calamity grace el Dom Dic 13, 2015 10:29 pm
Tyler Harrison
ft. Eva



No está de acuerdo conmigo, y admito que me sorprende. Normalmente Eva y yo somos un buen equipo. Tenemos nuestras diferencias, sí, pero nunca en lo referente al desarrollo de la trama. Digamos que... conectamos. Aunque ya no seamos los de antes, esa esencia no se ha perdido.

Por eso levanto la vista de guión y la miro sorprendido cuando utiliza un tono de reproche al decirme a su manera que no está de acuerdo con mi sugerencia. Aunque no debería de sorprenderme, ella siempre ha estado por encima de audiencias. Ese es mi trabajo...

Pero quizá no haya tenido todo el tacto que debiera al decirle mi opinión. Esa es la desventaja de conocerla de todas las maneras posibles. Supongo que tengo demasiada confianza con ella como para plantearme en si puedo herir sensibilidades. Este mundillo es así, lamer culos, decir palabras bonitas, sonreír y asentir... solo con ella puedo ser sincero y eso, supongo, tiene un precio.

“Ya sabes lo que quiero decir...” Dejo el guión encima de la mesa, sin quitarle la vista de encima. Se  masajea las sienes haciéndome recordar nuestros comienzos, cuando todo eran dolores de cabeza pero nos daba todo igual... carraspeo volviendo al presente. “Nos guste o no, nuestro trabajo depende de las audiencias. Schull gusta. Al público, a las mujeres, llámalo como prefieras.” Me encojo de hombros. “Y, a pesar de todo, tiene algo con Alexander.”

Ganas de estrangularla, como todos los demás.

Posiblemente no esté de acuerdo con mi sugerencia, pero la acepta. Bueno, supongo que no le queda otra porque en el fondo sabe que tengo razón. Todo el mundo puede darse cuenta de que Schull y Alexander son explosivos juntos. Si no se matan antes ¿por qué no aprovecharlo?

“Quiero. La forma de hacerlo ya te lo dejo a ti y a tu equipo.” Me mira dudando pero no me discute. Las cuestiones creativas son su terreno. “Para matar a Everett o a cualquier otro siempre hay tiempo, no perdemos nada por intentarlo ¿no?” Mi cerebro me dice que unos cuantos millones de telespectadores y una cancelación prematura... “Y me parece bien lo de Flemming. Habla con tu equipo y que maduren esa línea argumental. Puede ser algo simplemente temporal, para ver como reacciona el público.” Me pongo de pie y me acerco a la ventana. “Cuando tengas el borrador avísame y le echamos un vistazo aquí juntos. Aunque tú tienes la última palabra, ya lo sabes.”

Suelta una carcajada sin ganas. Sé que está enfadada, y no la culpo, pero ahora mismo lo que menos tengo ganas es de discutir. Miro el reloj de la pared y me giro hacia mi mesa buscando las  llaves del coche. Estoy harto de estar aquí encerrado.

“¿Tienes algo que hacer ahora?” Abro los cajones revolviendo todo sin encontrar las malditas llaves. “¿Vamos a tomar un café?” Me paso la mano por el pelo mirando hacia todos lados hasta que oigo el tintinear de llaves y a Eva moviéndolas delante de mí. “Gracias.”

Las cojo resoplando. Agarro la chaqueta del traje del respaldo de mi silla y le hago un gesto con la cabeza  para que me acompañe a la puerta.

“Venga, yo invito.”

Mensajes : 167

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 39

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por calamity grace el Dom Dic 13, 2015 10:34 pm
Lacey Alexander
ft. David



¿Y yo por qué le cuento a este lo que me gusta o de deja de gustar? Me saca de mis casillas, es la única explicación a la diarrea verbal que me explota cuando estoy cerca de él.

Le miro levantando el mentón, como si lo que le acabo de decir fuera algo plenamente consciente y no algo que suelto porque no soy capaz de pensar cuando le tengo al lado. Resoplo agradeciendo no haber dicho eso en voz alta, solo me faltaba darle munición para que se pensara que me afecta de un modo equivocado. ¿Alimentar su ego? Ni hablar, gracias.

“¿Lo sabes por propia experiencia? Ahora entiendo por qué no eres goloso.” Frunzo el ceño enfadada. Bueno, supongo que más bien avergonzada porque dejo inconscientemente el muffin de chocolate y me vuelvo a la mesa de los dulces a por el único red velvet que queda en la esquina. Dónde está la chica del café, por cierto. Me giro a ella y le hago una señal para que me haga caso, pero pasa de mí. Debe ser el día libre de la otra porque esta no me suena. “Hey, ponme un café negro, con dos de azúcar. Gracias.”

Me cruzo de brazos moviendo el peso de una pierna a otra, impaciente. Schull me ha puesto de mala leche, necesito mi café para sobrevivir a esta tortura. Miro de reojo a David cuando se pone a mi lado, observándome aburrido.

“¿Qué? ¿Por qué no iba a hacerlo? Es su trabajo ¿no?” ¿Qué problema hay, es que me tiene que criticar todo? Me encojo de hombros girándome hacia la chica que sale corriendo poniendo caras. “¿Oye, adónde vas...? ¿Y mi café?”

Resoplo observando a David coger la cafetera y servirme un café... y me quedo callada porque me acabo de dar cuenta de dos cosas. Una, que la chica que acaba de salir corriendo no es la chica del catering, y dos, que casi sonrío a David para darle las gracias por el café.

“No tenías que haberte molestado ¿sabes?” Pone los ojos en blanco haciendo el amago de quitármelo de las manos. “Pero ya que está...” Le sujeto de la muñeca para que no se lo lleve. Me da igual deberle una, estoy de mal humor y necesito mi dosis de cafeína.

Pero me quedo con el “gracias” atascado en la garganta y ganas de tirarle el café por encima cuando me lo ofrece. Aunque eso sería un desperdicio así que me limito a ignorarle y a contar hasta diez antes de decir nada, como siempre me dice Hugh. ¿Qué sabrá él de lo que sé hacer o no? No me conoce...

Me doy la vuelta con el café en la mano para que no me vea morderme el labio. Sé la imagen que doy, sé lo que la gente piensa de mí y estoy acostumbrada a eso. Lo que piense este idiota me tiene que importar un pimiento, como todos los demás.

“Lo que tú digas.” Cuando me  siento en una de las mesas ya vuelvo a ser la de siempre ¿Quiere pensar que soy idiota? Pues que lo piense. “No te creas indispensable. Además ¿para que voy a molestarme en hacer algo cuando tengo a todos los tíos que quiero deseando hacerlo por mí?” Me cruzo de brazos y empiezo a juguetear con mi pelo. “No te preocupes, no hace falta que contengas la respiración. Nunca intentaría nada contigo.” Bebo un sorbo de mi café intentando aguantar la risa. Sé lo que piensa de mí, y tengo toda la intención de seguirle el juego. “Es obvio que eres gay. Pero tranquilo, tú secreto está a salvo conmigo...”

Mensajes : 167

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 39

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por calamity grace el Dom Dic 13, 2015 10:39 pm
Wes McIntosh
ft. S



Cualquiera diría que al pasar tantas horas metidos en una misma sala, compartiendo ideas, cafés, estrés y frustraciones, hace que conozcamos a las personas con las que trabajamos casi tan bien como a uno mismo. Eso ha sido lo que me ha pasado con muchos de los compañeros con los que he ido trabajando a lo largo de mi carrera, en Oak Hill especialmente. Y aquí.

Pero no con S. No sé como se las ingenia para tener una sorpresa guardada debajo de la manga, pero cuando pienso que sé lo que me va a decir, hablamos de cosas como esta... y me deja medio loco. Y es solo un juego, lo sé, pero aunque sea algo para dejar llevar la imaginación como nunca nos dejan que lo hagan y parezca una locura, ella dice el nombre de Flemming.

“¿Flemming?” Supongo que debo de haber puesto una cara digna de foto, porque se apresura a explicarme el motivo de su elección. Lo mejor de todo es que suena lógico y con sentido... no debería de sorprenderme, pero ahí me tiene enganchado otra vez. “¿Sabes que nos colgarían antes de permitir que hagamos eso, verdad?” Me echo a reír encogiéndome de hombros, la verdad es que daría media vida por hacer algo así. “Pero me gusta tu idea, jugar con los motivos que los impulsan a actuar de esa manera, y no sólo el concepto de diferencia entre “buenos y malos” es el sueño de cualquier guionista, supongo. Tener personajes complejos...”

Me giro hacia la pantalla de mi ordenador mirando fijamente lo último que tengo escrito. Una línea de diálogo de Sloane, tan vacía de contenido como la propia Alexander. En fin.

“Lo sé. En el fondo yo tampoco me quejo, no es un mal trabajo. Hacemos lo que nos gusta ¿no? Ya es más de lo que hace mucha gente...” Bebo un sorbo de mi café, buscando algo que añadir que cambie el tono de resignación que he empleado. Y más de lo que pretendía porque lo cierto es que lo digo muy en serio, puedo considerarme afortunado. “A estas alturas yo tenía que estar trabajando en... bueno, digamos la empresa de mi padre. Y mírame, haciendo lo que siempre he querido hacer.”

Me pongo cómodo pasando los brazos por detrás de la cabeza y apoyándome en el respaldo. Los momentos de relax como este son un verdadero tesoro, no es que tengamos tiempo de relajarnos precisamente.

“¿Si es lo que esperaba? No lo sé, lo único que quería era escapar de los tentáculos de los Bure. Ser guionista me daba la oportunidad de hacer lo que me gustaba. Supongo que el qué escribiera era lo de menos...” Los guionistas a estas alturas ya llevamos semanas quemando neuronas. Supongo que es por el cansancio por lo que contesto a la pregunta de S casi sin pensar, pero cuando me doy cuenta de lo que estoy hablando ya es demasiado tarde. Me paso las manos por la cara, buscando la manera de remendar la metedura de pata que acabo de tener. “Supongo que está de más que lo diga S, pero aquí nadie sabe que yo...”

Suspiro levantándome a por otra taza de café, dándole la espalda a S. Me imagino que debe de estar procesando la información porque no me dice nada y de repente me pongo nervioso. Sé lo que ella opina de gente como mi padre, odiaría que cambiara en algo el concepto que tiene de mí.

“No me has contado tu opinión al respecto.” Me doy la vuelta y me apoyo en la encimera, mirándola por encima de mi taza. Prefiero salirme por la tangente y cambiar de tema. “¿Es esto lo que te imaginabas que iba a ser para ti?”

Mensajes : 167

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 39

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por calamity grace el Dom Dic 13, 2015 10:46 pm
Sophia Mathis
ft. Chris



Respiro hondo sonriendo e intentando disimular que estoy muerta de los nervios. Solo a mí se me ocurre decirle al chico que me gusta que venga a tomar café a un espacio tan reducido que probablemente no podamos movernos sin chocarnos el uno con el otro. Y se me va a notar, lo sé. Y Chris va a salir corriendo pensando que soy un bicho raro, o peor, que soy una de esas actrices que se dedican a acosar al personal del rodaje...

Tenía que haberle dicho fuera.

Pero él me dice que está de acuerdo en entrar y no puedo hacer otra cosa que asentir y hacerle un gesto para que pase.

“Sí, claro. Ven, pasa y ponte cómodo. La caravana no es gran cosa, no hay tanto presupuesto para que hay mucho sitio pero, bueno... aquí es.” Le sonrío y abro la puerta pasando adentro para que me siga. La caravana es estrecha, con un sofá alargado y una especie de cocina y mini cuarto de baño al fondo. Echo un vistazo rápido para asegurarme de no haber dejado tirado nada por encima,  pero solo está el guión del capítulo. “Creo que tengo algo de café para preparar en la cocina y algo para comer de la sala de descanso... ¿qué quieres tomar?”

Me pongo a trastear en la cocina muerta de la vergüenza. Le he invitado a café sin tener ni idea de si tengo o no... me muerdo el labio abriendo y cerrando los armarios y los cajones hasta que al final lo encuentro y suspiro aliviada.

“Lo tengo.” Me giro hacia él sonriendo, se ofrece a ayudarme pero niego con la cabeza. Esto es demasiado pequeño para mi propia salud mental. “No, gracias. No te preocupes, no tardo nada en hacerlo. ¿No quieres tomar nada con el café?” Meto las capsulas en la cafetera y la conecto antes de ponerme a buscar algún dulce que juraría que tenía... pero no. Me echo a reír cuando Chris bromea sobre habernos llevado unas galletas aunque esté pasando toda la vergüenza del mundo. De entre todas las personas me tenía que pasar con él. Suspiro. “Lo siento, pensaba que tenía pero esta vez no ha habido suerte. La próxima vez me surtiré como es debido, te lo prometo.”

Le doy la espalda  mientras terminan de hacerse los cafés pero no puedo evitar mirarle de reojo mientras esperamos. No se da cuenta de que lo hago, pero me quedo tan embobada observando como recorre la caravana con la mirada, que no me doy cuenta de que el café está hecho hasta que se empieza a salir por el borde de la taza.

“Gracias... bueno, este es mi pequeño rincón. Intento estar lo más cómoda posible, ya sabes...” Me giro ofreciéndole su taza, por suerte no se ha dado cuenta del pequeño desastre. O eso espero. “Ya está listo. Vamos al sofá si quieres.”

Chris coge los dos cafés y los lleva a la mesita pequeña que hay junto al sofá. Como todo lo demás, es tan pequeño que nos rozamos las piernas al sentarnos pero, aunque noto que me suben los colores, no estoy incómoda del todo.

“¿Qué tal llevas el primer día?” Le miro sonriendo con la taza de café en la mano. Me quemo un poco los labios pero me noto revivir en cuanto doy el primer sorbo. “Cómo necesitaba el café... creo que aún no me he despertado del todo, llevo toda la mañana sin hacer nada. Tengo que rodar con David pero hasta que acabe él con Lacey...” No quiero ser mala pero Chris me entiende porque pongo los ojos en blanco y nos echamos a reír.

Aunque me voy sintiendo más relajada y a gusto según va pasando el tiempo así que me voy poniendo cómoda casi sin darme cuenta. Me giro hacia él subiendo las piernas de medio lado al sofá y apoyo la cabeza en la mano para poder mirarlo de frente mientras hablamos.

“Lo siento, no me hagas caso.” Chris me mira con cara de sorpresa al ver que me echo a reír al mirarlo casi encogido en mi pequeño sofá. “Es que me parece que eres demasiado grande para este sitio tan pequeño...”

Mensajes : 167

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 39

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Mar Dic 29, 2015 5:18 pm
Skyler Greene (con Hugh)

Qué defensivos estamos. Estoy convencida de que medio he dado en el clavo con el tema de Souza. A ver si voy a tener que esforzarme menos en relacionarlos a ellos y echarle más el ojo a él... que conste que no sería ningún trabajo extra, pero bueno. Primero porque está siempre pegado a ella y segundo porque bueno, es guapo. Demasiado señorito para mi gusto, que siempre he sido más de chicos malos (y así me ha ido, supongo) pero tampoco es que duela mirarlo. Igual si le cayera un buen polvo dejaría de preocuparse tanto por Lacey y lo que dejen o dejen de decir de ella. Lo único que hace es hacer que parezca que hay una buena razón tras los rumores... o que no soporta que ningún tío se acerque a ella. Una pena. Lacey es demasiado Marylin Monroe, y no en el sentido positivo. Es diva, es guapa, sí, pero no parece que tenga muchas luces. Supongo que necesita a alguien encima de ella.

Así que me limito a sonreír cuando me dice que la conoce tan bien como para saber que todo lo que digo son bulos y enarco las cejas, divertida. -¿Mejor que nadie, tal vez?- Lo estoy haciendo ya un poco casi por el placer de picarle, pero bueno. Es tan fácil, y se cree que tiene tan buenos argumentos. Es casi enternecedor. También se nota que Lacey no lleva mucho en la industria porque él aún no se ha enterado de cómo funcionan las cosas. Es muy inocente aún. Supongo que ya espabilará, aunque me toque a mí hacerlo.

Sigo aguantando el chaparrón y dejo que me alabe a Souza y al resto del cast, diciéndome que los paparazzi no cierren tanto el encuadre para evitar sacar a los presentes de atrás. -Yo no les doy órdenes a los fotógrafos. Compro las fotos y trabajo con lo que me ofrecen. Quizá es a ellos a quien debería enfrentarse. Le puedo proporcionar un par de números de teléfono si es lo que quiere...- empiezo, pero él no me está escuchando demasiado. Me llama la atención sobre otra de las fotos de la galería del ordenador y me dice que si reconozco el brazo.

Me lo veo venir, pero de cualquier modo me inclino para mirar mejor y me hago la tonta. -No, no sé a dónde quiere llegar- le digo, encogiéndome de hombros. Entonces él se levanta y se acerca a mí.

La primera muestra de asertividad. Estoy orgullosa de él y todo. Le veo acercarse a mí, tanto que incluso me tenso un poco, aunque sea más de expectación que otra cosa, y dejo que me pase el brazo alrededor de la cintura. Observo el reloj y dejo escapar un suspiro. Era él. En fin.

-Bonito reloj- le digo-. No demuestra que me equivoque. Las parejas no siempre salen solas.

Y ahora soy yo la que me giro e invado su espacio vital. Mi cara está muy cerca de la suya y le sonrío a pocos palmos de sus labios. -Es un buen intento, pero no demuestra nada. En todo caso, que no la deja ni a sol ni a sombra. Y haber venido a defenderlo de esa forma no hace más que provocarme pensamientos de muchas clases... Quizá cambie el enfoque a partir de ahora. Interesante...

Le miro un segundo a los ojos y me doy media vuelta. Apago el ordenador y me libero de su brazo. -Bueno, tengo mucho que hacer. Ha sido una visita muy productiva, señor Marshall. ¿Algo más?
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Mar Dic 29, 2015 5:51 pm
S Grant (con Wes)

A Wes le parece buena idea lo de matar a Flemming, pero sabe que no nos dejarán hacerlo ni de coña. Bueno, esto es todo hipotético no, lo siguiente, un ejercicio para utilizar la cabeza y aprovechar el tiempo, casi tanto como rellenarlo. Y la verdad es que como mínimo lo estamos pasando bien y no, no nos quejamos… yo personalmente debería darme con un canto en los dientes por estar trabajando en lo que me gusta, es decir, escribiendo.

La cuestión es que yo no tenía claro qué le gustaba a Wes. No hemos hablado mucho de dónde viene nunca, de hecho es la clase de persona que lo único que menciona personal es a su novia y porque ella se hace notar de sobra. Así que la mención a la empresa de su padre es algo nuevo. Al menos, yo no sabía nada, porque paso de escuchar los cotilleos que tiene el resto de la gente, pero hago como si lo supiera, por si acaso. De todos modos, es la primera vez que se abre a mí. Más vale que la atesore porque igual no vuelve a pasar.

Me cuenta que se hizo guionista por escapar de los tentáculos de los Bure (ni idea de que perteneciera a esa familia… Dios da pan a quien no tiene dientes) y que en cierto modo le daba igual trabajar en cualquier sitio. También añade que no se lo cuente a nadie, a lo que asiento. -Tranquilo.- No soy de las que difunden un secreto. Por mucho que alucine con toda la historia.

Wes se levanta a por otro café y yo voy a decirle algo, pero cambia de tema y me pregunta por mi opinión. Tardo un segundo en entender que se refiere a sobre el trabajo. -Ah, bueno… pensaba que tendría más libertad, la verdad. Que podría crear las cosas más a mi modo, pero es complicado. Para producir lo que te gusta necesitas pasta, para empezar, o un nombre, y de momento no tengo ninguna de las dos cosas, así que sólo me queda seguir trabajando hasta que llegue el momento. Y al menos estoy trabajando en escribir, así que… - Sonrío y me encojo de hombros. Es más de lo que esperaba, en realidad. Muchas veces me quejo de vicio.

Me muerdo el labio. Hay cosas que me muero de ganas de decir y de preguntar. -Me parece valiente lo que hiciste, por cierto. Querer trabajar en la tele y renunciar al nombre Bure… - hago un gesto de apreciación. Me parece tan valiente como en parte estúpido. Ojalá yo hubiera tenido ese nombre para respaldarme, aunque supongo que esas son la clase de situaciones que no entiendes hasta que las vives, y yo no la viviré nunca-. El nombre te habría facilitado hacer lo que quisieras. Supongo que en el fondo me da un poco de envidia. Debes de tener una voluntad de cojones para tratar de abrirte camino por ti mismo.

Pero lo dejo correr. No le voy a criticar su decisión si es la que él ha tomado. En parte lo entiendo, además. A pesar de todo, lo entiendo.

-Eso sí. Si un día cambias de opinión y vuelves con tu familia para algún proyecto… espero que me lleves contigo
.- bromeo. Claro que no sé si eso me convendría a mí. Salir de aquí para estar bajo las órdenes de alguien para acabar a las órdenes de otro alguien… menos mal que es una posibilidad remota.
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Jue Feb 11, 2016 1:33 pm
Chris Madden (con Sophia)

Sophia se disculpa por no tener nada de comer y yo sacudo la cabeza. No he venido aquí por la merienda precisamente. Como si me hubiera invitado a un vaso de agua. He venido a pasar el descanso y por la compañía. Sophia es mi amiga, o eso creo, y me gusta pasar tiempo con ella. Supongo que no tiene más misterio.

Me siento en el sofá de la caravana y miro a mi alrededor cuidando de que no se note que la estoy observando de vez en cuando. Está guapa concentrada en servir el café o pensando en sus cosas mientras lo hace. A veces pienso que dentro de diez años seré el afortunado que tomaba café en la caravana de una estrella. Bueno, también podría ser afortunado en otro plan, pero supongo que eso ya es volar muy alto. Sophia es así de amable con todo el mundo. No creo que conmigo lo sea de forma especial por nada en concreto.

Nuestras miradas se encuentran y yo carraspeo y hago un comentario sobre la caravana por decir algo. Ella me da las gracias, vuelve con los dos cafés y pruebo el mío mientras ella se sienta. Está genial. No es que tenga queja del catering pero cómo me gustaría tener una máquina así para mí. O que Sophia me invitara más veces...

El sofá es bastante pequeño (es una caravana, al fin y al cabo) y estamos bastante cerca, incluso más de la cuenta. Veo que Sophia se remueve un poco, pero personalmente no me importa nada que se toquen nuestras rodillas. Con Sophia siempre me he sentido cómodo. Quiero decir, hay otras chicas que me han gustado con las que las cosas han sido diferentes, porque me ponía nervioso. Me sentía como si tuviera que fingir algo o algo así, cumplir unas expectativas. Para Sophia me gusta ser lo mejor de mí mismo, por cursi que suene decirlo, pero soy yo mismo. Si es que eso tiene algo de sentido. La miro cuando me pregunta qué tal el día. -Bien, ya sabes. Haciéndonos a la rutina de nuevo.- Ella me responde que aún no está despierta del todo porque no ha empezado a rodar hasta que David acabe con Lacey. Insinúa que va para rato y yo sonrío.- Bueno, sí... Lacey es todo un temperamento. Pero al final lo hacen bien y lo sabes.

Genial, ahora con lo que he dicho (por no meterme con el equipo, que está feo) ella me pide disculpas. O bueno, tal como es, puede que las pidiera igual sin que yo hubiera dicho nada. Voy a decirle que no se preocupe cuando me mira y se echa a reír, dejándome roto del todo. -¿Qué?- pregunto, divertido, y me dice que le parece que soy demasiado grande para el sofá-. Sí, bueno, supongo que mi madre no debió hacerme beber tanta leche de pequeño- bromeo-. Pero estoy cómodo, de verdad. Créeme, el asiento de la cámara es peor...

Cruzamos una sonrisa y vuelvo a mirar la caravana antes de seguir. -¿Sabes? Me parece importante tener un espacio así, para desconectar. Son muchas horas de rodaje y por muy sociable que sea uno...

Me he dado a la conversación de besugos y me estoy odiando un poco. Al final creo que a pesar de todo, sí que me estoy poniendo un poco nervioso. Es la primera vez que estamos los dos solos en un sitio cerrado, sin contar un par de viajes en ascensor-. Sabes, siempre he querido preguntarte...- me sale de repente. Y no me parece una mala idea seguir por ahí-. Por lo que te conozco, y por lo que admito haber leído en las revistas de mi hermana... ¿te gusta esto? Sé que te gusta actuar, y supongo que tener una caravana también tiene sus ventajas- ja ja ja, Chris, festival del humor-. Pero... la parafernalia de la fama y los eventos demás, no parece que te entusiasme. Sólo como algo que tienes que "soportar", por así decirlo.

Me encojo de hombros. -No sé. Sólo por saber si desde aquí puedo hacer algo para que lo lleves mejor- sonrío.
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Heka el Jue Feb 18, 2016 10:30 pm
Madison Eisley
ft Dan




Resulta que es consultor, pero no me dice sobre que es lo que asesora. Supongo que es normal, que igual le han hecho firmar un contrato de confidencialidad de esos y hace bien en no decírmelo, que no tiene ni idea de quien soy. ¿Y si llego a ser de la directiva? Igual se mete en un lío por contar de más. Sin embargo dice que va a pasarse por aquí de vez en cuando, así que bien.

Porque ha flirteado, ¿no? A mi me ha sonado a que le gustaría que volviésemos a coincidir… A mi desde luego no me importaría en absoluto. Es guapo y es divertido. Antes he tenido que aguantar una carcajada cuando ha soltado lo de colarse en algún plató sin querer por la imagen mental…

Cuando me pregunta por la cafetería para invitarme a tomar algo supongo que puedo dar por seguro que está flirteando. No se invita a cualquiera que te hace un favor o al que echas una mano a tomar café si esa no es la intención, ¿no? Sonrío como una estúpida segundos antes de pensar que menos mal que no me ve la cara de idiota y acto seguido recriminarme haber pensado así. “Emm… Sí. Hay un salón de catering, pero no se si seremos bienvenidos. Quiero decir, no se si será exclusivo para las estrellas y yo soy la encargada de vestuario. Ya sabes. Igual nos echan de allí..” Estoy sonriendo mientras hablo y me pregunto si notará esas cosas. “Siempre podemos intentarlo, ¿no? No creo que nos suelten a los perros..”

Le cojo del brazo para encaminarme a la sala de catering cuando se para en seco, me coge la mano y me dice que se llama Dan. ¡Seré estúpida! Ni siquiera se me ha ocurrido presentarme… “Madison… Maddie. Encantada, Dan.” Me gusta su nombre. Le pega. Estrecho su mano con firmeza. Es fuerte pero suave y de repente me avergüenza que las mías tengan más callos y sean más ásperas por culpa de las agujas que las suyas. Hasta me avergüenza no tener la manicura en condiciones. Como si no hubiese ya dimitido de la idea de tener las manos arregladas trabajando en lo que trabajo…

Deslizo mi mano de la suya y vuelvo a sujetarle del brazo, para guiarle a la sala. Es fuerte, como si entrenara o lo hubiese hecho alguna vez y de repente tengo mil preguntas que hacerle. Nunca un hombre me había parecido tan interesante ni me había asustado tanto al mismo tiempo. Y no en el sentido de tener miedo de él, sino en que tengo miedo de meter la pata. De ofenderle. Y seguramente no se la primera a la que le pase. Igual está harto de que la gente no le trate con naturalidad…

Tampoco es que le conozca. No debería estar asumiendo nada.

Le miro de reojo y me muerdo el labio antes de tirar ligeramente de él y dar media vuelta. “Se me ocurre una idea mejor. ¿Y si vamos a una cafería de verdad? Fuera del plató. Yo tengo un rato libre y tú ya has acabado hoy aquí, ¿no? Hay una pastelería por aquí cerca que creo que es la que trabaja para el catering y allí no existe la posibilidad de que nos miren mal. Además hace un día estupendo.” En realidad para ser Los Angeles no es tan bueno, pero si lo comparo con Wisconsin… “¿Qué me dices? ¿Te fias de quedar en mis manos?”

Sonrío. No tengo muy claro aún si Dan flirtea o no, pero definitivamente yo sí que lo estoy haciendo. No se si debería y no se siquiera si lo estoy haciendo muy bien que digamos, pero no puedo evitarlo.


Última edición por Heka el Jue Feb 18, 2016 10:40 pm, editado 1 vez
Mensajes : 97

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 34

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Heka el Jue Feb 18, 2016 10:39 pm
Rebecca Thorne
ft Adrian




Se llevó el trabajo a casa y no me quiso despertar. Pobrecito. Si Tyler estuviera un poco más encariñado conmigo le diría que dejara de putearle tanto pero por ahora tengo que preocuparme por mí, por mis objetivos. Necesito tenerle primero donde quiero para luego meter a Adrian en la ecuación. No puedo llegar exigiendo de buenas a primeras o me mandará a la mierda y con razón.

“La próxima vez despiértame, ¿sí? Cuando llegues…” No es por ser pegajosa ni por controlarle, es que duermo mejor si sé que está en casa. Igual son paranoias o igual es la fuerza de la costumbre…

O igual es que él está guapo hoy y yo estoy ovulando.

Por eso sonrío cuando me dice que no parece que tenga hambre. Me muerdo el labio y sonrío, sentándome encima de él cuando me pregunta donde estuve metida toda la tarde. No sabe que me estoy tirando a Tyler y este no me parece el mejor momento para contárselo, así que no lo hago sino que le doy un beso. No puede hacer preguntas ni yo contestarlas si tengo mi lengua en su boca. Es físicamente imposible.

Y lo físico lo tengo controladísimo cuando se trata de Adrian.

Igual no debería porque estamos en un sitio público. En una zona común. Pero meto la mano en sus pantalones igualmente. Sólo unos segundos. Lo justo para ponerle tonto sin que llegue a cogerle el gusto del todo a mi mano.

A veces soy una cabrona.

Me separo de él y le miro a la cara mordiéndome el labio. En serio que no entiendo que coño le pasa a Hollywood. Adrian es tan guapo que dan ganas de pegarle a veces de la frustración. Pero no guapo como Schull, que sólo porque son rubios de ojos azules  ya se creen que valen algo. No. Adrian es como los actores clásicos. Así de guapo. Y así de bueno. Está tan preparado que mi cv da vergüenza en comparación con el suyo. Supongo que le falta lo más importante. Acostarse con la persona adecuada. Cuando se decida a tirarse a Eva estoy segura que su suerte va a cambiar.

Porque este trabajo es un diez por ciento talento y un noventa por ciento suerte. Suerte de acertar a chupársela a la persona correcta, no en los castings, se entiende.
Le paso la mano por el pelo. Ahora mismo sólo hay una persona a quien me interesa chupársela.

“Vamos a algún sitio, anda… Si sé que quieres…” Miro significativamente abajo. “Los baños o algo así… Prometo que te va a gustar.” Le susurro eso último al oído con una sonrisa mientras le acaricio por encima del pantalón.

Como el pobre no pueda por lo que sea, se va a acordar de mí el resto de la mañana y no de la forma más agradable. O sí, pero va a ser algo incómodo para él aunque seguramente esta noche sea divertidísimo para mí.
Mensajes : 97

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 34

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Heka el Jue Feb 18, 2016 10:43 pm
Cassie Jefferson
ft Harvey




Es adorable. Harvey digo. No importa lo ocupado que esté que siempre parece encantado de echarme una mano. Incluso hace cosas por mí que no le pido, como el arreglito aparentemente ilegal que me ha hecho. No se de tecnicismos y no se lo que ha hecho es apañar algo para que pueda robar electricidad, si se trata simplemente de darme más potencia o de que.

“Bueno, mientras no se funda el resto del plató por mi culpa ni muera de una sobrecarga al enchufar el secador, supongo que me parece bien…” Estoy de broma, sobre todo con lo de morir. Confío plenamente en Harvey y en que no va a provocar mi muerte.

Sonrío cuando termina de explicarme las cosas y le pongo la mano sobre los hombros. “Muchas gracia. Fingiré que no se quien me ha hecho el arreglo si pasa algo y te pillan, tranquilo.” Es que me parecería mal delatarle, pobrecito. Después de que lo está haciendo por mí…

Tampoco es que crea que vayan a hacer una inspección… Si no lo han hecho ya con la de veces que me he quejado no creo que la hagan ahora…

Sonrío cuando Harvey me recuerda lo del café y asiento con la cabeza. “¿Vamos entonces? Igual pillamos a Sophia en la sala de descanso…” Estoy bromeando, en serio. Me da igual ver a Sophia o no. Ya la veré luego cuando se pase por maquillaje, si no se me va a escapar… Ahora mismo mi prioridad es ese café con Harvey, pero no estoy acostumbrada a tratar con chicos y tiendo a usar el humor para estas cosas.

Algo que no debería hacer sobre todo si el chico es tan serio como lo es Harvey.

De todas formas, me limito y apagar la luz y coger mi bolso antes de salir y encaminarnos juntos a buscar ese café. Al menos en principio. “Era una broma.” Soy estúpida y lo suelto así sin contexto. “Lo de querer ver a Sophie. Era una broma. Me da igual...” Ahora estoy quedando peor. Trago saliva y bajo la cabeza todo el camino a la sala de descanso.

Creo que es suspirado y todo. Espero que no se haya dado cuenta.

Harvey es adorable. Ya lo he dicho, creo. Es lo más parecido a un amigo que tengo en Los Angeles y no quiero liarla  por ser una paleta. En California, salir con un chico no quiere decir nada y un café es un café. Esto ya no es Kansas, Cassie. No se Kansas, ni estás en casa y no quieres perder a la única persona que se ha mostrado simpática contigo porque te montas películas en esa cabecita tuya que te empeñas en llenar de culebrones.

Nada de ilusiones ni suposiciones. Esto es un café con un amigo.

Al menos hasta que te digan lo contrario.

Llegamos a la sala de descanso y le hago un gesto con la mano para que entre. “Estás en tu casa” bromeo. Como si no llevase mucho más tiempo aquí que yo. “Invito yo al café.” Sonrío y cojo la cafetera más cercana, asegurándome de que no sea descafeinado. Lleno dos vasos y le ofrezco uno. “¿Quieres brindar o hacerlo con café queda muy cutre? Es demasiado temprano para hacerlo con alcohol. O al menos eso creo…” Me echo a reír y doy un sorbo al café antes de poner cara de asco. He olvidado el azúcar.

Harvey va a pensar que lo mío es retraso o algo… En fin.
Mensajes : 97

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 34

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Heka el Sáb Feb 20, 2016 11:40 pm
Diego García
ft Gabriel




Sonrío cuando me dice que sí a lo de las películas. Me alegro. No me termina de gustar esto. Que el trabajo es el trabajo y no se hace ascos sobre todo si te está dando lo mucho que Secrets and lies le está dando a Gabriel, pero creo que él vale para mucho más que para un culebrón, que es lo que es esto. Y es verdad que dicen que ahora el cine está en decadencia y que las mejores ideas están en la televisión. Pero desde luego no en esta cadena.

No debería ser tan duro con la pobre serie. En realidad debería estar encantado. Gabriel trabaja y es algo seguro. No necesito estar buscándole más cosas cuando ya tiene un trabajo estable. Si es que soy un exagerado... En vez de despreocuparme, trabajo extra y me rompo la cabeza sin necesidad ninguna porque ni siquiera Gabriel me lo pide. No es el típico que cuanto más tiene más quiere, al contrario. Incluso se lo piensa cuando le ofrezco buscarle más cosas...

Es adorable.

Adorable y empeñado en invitarme a cosas hoy, por lo que se ve. Ahora un café.

En principio me planteo negarme. Decirle que tengo cosas que hacer o algo, pero es sólo un café. Un café con mi cliente. No tiene nada de malo, supongo. "Venga, un café..." Sonrío y me siento en el sofá de su caravana. "¿Lo hacemos aquí mismo?"

Me quedo unos segundos en blanco, intentando decidir si sonaría peor rectificar y añadir que me refiero a tomar el café o dejarlo como está, así como inocentemente. Opto por lo segundo aunque se me ha debido notar la incomodidad en la cara. Sonrío por compromiso y consulto el móvil como excusa para hacer algo que no sea mirarle mientras hace los cafés. A veces soy de un tonto que espanta...

Por desgracia o por fortuna, la cafetera es una de estas modernas con las que no tienes que esperar. Pones la capsulita y a los diez segundo tienes el café. Así que sólo tengo unos veinte segundo para asimilar que soy gilipollas antes de que Gabriel me deje el café en las manos y se siente a mi lado. Intento forzar a mi cerebro para que diga algo, algo inteligente a poder ser, pero parece que cuanto más lo intento más en blanco me quedo así que me limito a probar el café y suspirar. "Está buenísimo..." Lo está, en serio. Tanto que me sorprende. "Voy a tener que comprar una máquina de esas..." En realidad si no la tengo ya es porque se me iría el sueldo en cafés entre lo caros que son y que yo soy capaz de tomar como diez al día.

Gabriel me malacostumbra a lo bueno.

Mientras doy un sorbo al café, decido que hablar de trabajo es la opción de conversación más segura. Sobre todo porque si sigo hablando de café voy a parecer gilipollas. "¿Has pensado con quien ir a los Golden Globe? Aunque seas presentador tienes derecho a un acompañante..."
Mensajes : 97

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 34

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Heka el Lun Feb 22, 2016 10:44 pm
Eva Gardner
ft Tyler




Básicamente, le ha entrado por un oído y salido por el otro todo lo que tenía que decir. Todas mis sugerencias y mis ideas porque nada vale si no le gusta al público y si por el contrario sí que les gusta, entonces eso es intocable. Como si el público supiera acaso que es lo que quiere y lo mismo triunfa una edición de The bachelor como Breaking bad. Aquí lo importante es caer en gracia y yo no he nacido para venderme a la gente.

Pero a Tyler no se lo que le ha pasado. Y la gracia está en que me mira extrañado, como si no me conociera, cuando soy yo quien no le conoce a él. ¿Donde está el hombre con quién cree Oak Hill? Ese que creía en mí y en mis ideas y confiaba en que hacía lo correcto, lo mejor para que la serie no perdiera calidad. Supongo que el problema está en que ya no me lleva a la cama y no tiene por qué seguir haciendo como el que me admira. Suspiro. Igual estoy siendo injusta y sí que me ha admirado alguna vez, pero ya no creo que confíe en mí. No como antes al menos. Creo que tiene la idea de que todo lo que hago es por llevarle la contraria...

Ojalá fuera por eso. Me ahorraría muchos problemas y muchos quebraderos de cabeza. Lo malo es que si piensa así es que no me conoce en absoluto.

Eso sí, lo que Tyler mantiene de los viejos tiempos es su habilidad para hacerme reír. No puedo evitar echar la carcajada cuando me dice que la última palabra la tengo yo. Ni la última ni la primera. Me he vuelto otro mono más del circo.

Ojalá nos cancelen. Lo digo en serio. Me iría a la AMC o a Sundance... Incluso en Lifetime creo que tomarían más en consideración mi trabajo que aquí. De hecho, mirándolo con perspectiva, creo que Tyler me perjudica. Me conoce, sabe que he sentido algo por él en algún momento y se aprovecha de ello. Y de mí. Por eso, juro que eso de que la última palabra la tengo yo, no sólo me hace reír sino que cuando se me pasa el ataque de risa lo que me queda es una mala leche que no lo sabe nadie.

Especialmente Tyler, o no me preguntaría si quiero ir a tomar un café.

Aunque primero tengo que encontrarle las llaves, que si son un perro, le muerden. Se las paso pero me quedo quietecita donde estoy cuando dice que invita él. De verdad que no se quien se cree que soy pero no me puedo creer que piense que puede mangonearme.

"No, gracias. No me apetece ir contigo a ningún sitio. Pero gracias por la invitación." Si le conozco un poco, debe estar pensando que me estoy tomando personal algo laboral, pero es que en este caso precisamente, es personal. Todo es personal entre nosotros simplemente porque asumimos estas cosas el uno del otro. Lo que el otro está pensando y esas cosas. Que ya no funcionamos así y parece que aún no lo hemos asumido. "Tengo muchas cosas que hacer una serie que salvar de convertirse en un culebrón de mierda, lo cual con el poco margen que tengo es algo bastante difícil de conseguir. Pero muchas gracias por pensar en mí." Le diría que aproveche para invitar a la última chiquilla a la que se esté tirando bajo promesas de convertirla en una estrella pero igual sonaba resentida y no lo estoy.

Me levanto del sillón y me acerco a él. "Muchas gracias por escucharme."
Mensajes : 97

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 34

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Heka el Lun Feb 22, 2016 11:09 pm
David Schull
ft Lacey




De verdad que no supero que esta ni siquiera conozca aún a la chica que está aquí todos los días preparando cafés. Odio a la gente así, que se cree tan por encima de los demás que no se paran a mirar dos veces a quien pasa por su lado. O es famoso o no está a su altura. Sin embargo no se que me pica, pero se lo hago yo. No me cuesta ningún trabajo, la verdad. Ya que me lo voy a hacer yo... Hasta le pongo las dos de azúcar. Al menos no es una persona de estas de pedir mil florituras con el café. Eso me gusta.

Dentro del estándar de que se trata de Alexander y partiendo de la base de que de ella no me gusta nada.

Encima la muy petarda no me da ni las gracias. "No hace falta que me lo agradezcas, ¿eh? Ha sido un honor servirte..." No puedo sonar más irónico pero creo que ella no me oye o me ignora porque me suelta que no soy indispensable porque tiene a mil tíos deseando satisfacer todos sus deseos. Pues vale. ¿A mí que me cuentas? ¿Es que estás intentando ponerme celoso o algo así? Porque vas apañada, maja... "Me parece justo. La próxima vez, manda a uno de tus lacayos a servirte el café porque de mí no vas a volver a sacar nada."

Cojo la muffin de chocolate que al final ha dejado Lacey sobre la mesa - que grande ha sido eso de que al final haya pasado del chocolate. Vaya forma tan grande de darme la razón - y me siento en uno de los sillones. Entonces suelta Dios sabe de donde, que nunca va a intentar nada conmigo porque sabe que soy gay. Dios, que maravilla. Había pensado muchas cosas de Lacey pero que fuera la típica que piensa que si no suspiras por sus huesos eres gay aún no se me había pasado por la cabeza. Al menos hasta ahora, porque ahora mismo es en lo único que pienso. Pero ¿será engreída la muy petarda?

Pongo los pies sobre la mesa aún riéndome y decido ignorar su comentario. Más que nada porque tiene razón en una cosa. No soy indispensable. Al menos no lo soy para la serie. "No te preocupes, que igual no vas a tener que verme mucho por aquí... Ya sabes. En todas las temporadas de una buena serie hay algunas muertes al final y como tú bien has dicho, no soy indispensable ni para ti ni para nadie..." Le digo divertido. "Eso sí, cúrratelo, no vaya a ser que tú también te vuelvas dispensable... Ya sabes como está el negocio. No paran de salir chicas nuevas con más talento y más guapas. En una de estas, alguna te quita el protagonismo. No te fíes de los personajes nuevos..." Estoy a punto de decirle que tampoco se fíe de Sophia, pero esta es tan de su pueblo que es capaz de tomárselo en serio y la pobre chica no tiene la culpa de que esta sea tonta. Que la verdad es que es bastante maja y le tengo bastante cariño.

Doy un sorbo al café y le hago un gesto con la mano como si acabara de caer en algo. "Y por cierto, no soy gay. Igual como tienes esa cola de tíos dispuestos a que les pises te crees que todo el monte es orégano, pero te voy a contar un secreto. Tal vez yo no soy indispensable, pero tú no eres irresistible."

Mensajes : 97

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 34

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Dom Mar 20, 2016 8:51 pm
Dan Rackham (con Maddie)

Madison. Maddie. Me gusta cómo suena. Si me hubiera dicho Maddie a secas seguramente habría pensado en Madeleine, pero Madison me gusta más. Es como más cosmopolita, no sé. O igual es la excitación del momento, que me habría parecido bien si se llamase Demetria. Me parece oír a Jimmy diciéndome que estoy en riesgo de que se me meta algo en la cabeza y que cuando se me mete, no sale hasta que lo llevo a cabo. Yo siempre le contesto que eso lo considero una de mis cualidades, aunque es verdad que también he aprendido a tomarme las cosas con calma. El camino más corto no siempre es el mejor.

Pero Maddie no me suelta, no me deja ir, y por un momento me digo que igual el camino no es tan largo como parecía. Espero que haga su siguiente movimiento y la noto que tira un poco de mí para hacerme girar y volver atrás por donde hemos venido. A ver con qué me sorprendes, Maddie. Por su respiración, me parece que está haciendo una pausa antes de arrancar a hablar. No me equivoco. Ahí está.

Una pastelería cerca, un día estupendo... Bueno, parece que el interés es mutuo. Contengo una sonrisa. -Eso de la pastelería suena genial. Tengo hambre, la verdad. He venido temprano pero no lo bastante para pillar ese desayuno del que hablaba todo el mundo.- Me pregunta si me fío y asiento-. Cómo no. Llévame adonde quieras.

Me dejo llevar y no mucho después vuelvo a oír los ruidos del exterior y a sentir el sol. Sí que hace buen día. No sé si llegaré a acostumbrarme a esto nunca, aunque admito que es mucho más práctico que tres meses seguidos de nieve. Tampoco sé si llegaré a cansarme nunca, de momento lo agradezco. Sobre todo después del aire acondicionado, que todavía se nota (y hace falta) de sobra aquí en septiembre. -¿Eres de Los Angeles, Maddie?- le pregunto-. Yo llevo aquí un tiempo pero todavía no me acostumbro a que queden unos meses de calor... Sigo siendo un novato total- bromeo. Vamos dejando atrás el bullicio de los estudios. Ella no me ha soltado, no sé si porque piensa que lo necesito, pero no me voy a quejar.

Me detiene un poco más tarde. El cruce. Sólo un par de segundos, y luego tira de mí para cruzar, pero soy yo quien la retiene a ella y al momento escucho un coche pasar a toda velocidad por delante de nosotros. -Perdona. Sonaba a que no iba a frenar- me disculpo. Truquitos de ciego, como diría Jimmy, que eso no vale porque siempre impresiona a las chicas. Yo le respondo que él tiene novia y los truquitos debería tenerlos ya más que dejados.

Maddie va más despacio y el olor a café y bollos delata que ya hemos llegado a nuestro destino. Entramos. Parece que el sitio está tranquilo ahora mismo, no se oye mucho lío, pero dejo que sea Maddie la que elija la mesa y me espero hasta oír que está sentada para hacerlo yo. Pliego el bastón y dejo escapar un suspiro. -Bueno, un merecido descanso, ¿no? Me tienes que recomendar qué pedir...

Hay un segundo de silencio, esperando a que aparezca el camarero, pero parece que no nos hace mucho casi, así que rompo el hielo otra vez. -¿A qué te dedicas tú, Maddie? Si tienes contrato de confidencialidad me basta con que me lo cuentes por encima.
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Dom Mar 20, 2016 9:12 pm
Adrian Rutledge (con Rebecca)

No sé qué le pasa a Rebecca hoy. Supongo que está de buenas. O que está de malas y quiere mejorarse el humor rápidamente y mejorármelo a mí de camino, porque de melosa pasa a meterme la mano en los pantalones por un segundo y sonreírme después como si fuera un angelito. La miro con las cejas enarcadas, como preguntándole qué hace y ella me acaricia el pelo como respuesta.

Está claro. Quiere un polvo y lo quiere ahora. Que no es que me queje pero... inesperado.

Los baños, dice mientras sigue sin terminar de quitar la mano de ahí, aunque sea por encima. -Cómo nos hemos levantado esta mañana, ¿eh?- le comento. No sé si me atrevo a preguntar qué estuvo haciendo ayer para estar así ahora. Supongo que nada, si está así. Igual lo que quería era que la despertase para algo así. Para la próxima vez lo tendré en cuenta.

La beso suavemente. Ella me está torturando, pero no me parece justo que sea la única, si nos entendemos. Contengo una sonrisa cuando me separo para mirarla a los ojos. -¿Y si nos pillan? ¿Qué pasa con nuestros planes?- Seguro que Harrison es de los que quiere ser el único que la meta en todo lo que toca y es capaz de cabrearse si ve que estamos liados. De Gardner no lo sé, la veo un poco más despegada, aunque también creo que no he empezado a emplearme con ella como lo está haciendo Rebecca con él. Con las chicas siempre es más fácil, porque los hombres, en nuestra mayoría (me incluyo aunque me duela) somos más sencillos de convencer en este sentido. Mientras nos hagan creer que ha sido idea nuestra...- ¿Vas a arriesgar el papel por un calentón?

Estoy disuadiéndola con mis palabras pero haciendo todo lo contrario con el resto, con mi tono de voz, con mi mano que ha buscado el dobladillo de su camisa y está acariciando la piel de su cintura por debajo. La verdad es que me apetece. Que sí que me mejoraría el día una escapada a los baños. No creo que nadie nos pille, en realidad. Seguimos siendo el último mono y por una vez, eso es bueno.

-Si decides arriesgarlo... te prometo hacer que valga la pena.

Estoy subiendo por su camisa y acercándome a mordisquearle la oreja cuando escucho que la puerta se abre y me recompongo rápidamente. Menos mal que el sofá no se ve según abres. Es lo bastante obvio, de todas formas, pero no hace falta que nos vean dándonos el lote. Es una de las script, de todas formas, que está enfrascada en el móvil y no nos hace mucho caso. Cruzo una sonrisa cómplice con Rebecca y hacemos un esfuerzo por no echarnos a reír.

Me lo paso bien con ella. Eso es importante. Creo que con poca gente he conectado tanto como con Rebecca, con pocos hemos visto la vida de la misma forma. Con casi ninguna habría funcionado igual de bien este jueguecito y nuestros planes y la convivencia. Por eso no quiero, por un lado, hacer una tontería con ella que acabe por estropear lo demás. Pero por otro, me apetece demasiado. Y de todas formas, creo que empieza a ser un poco tarde para echarse atrás. Ahora no está la cosa como para que ninguno de los dos se quede a medias.

Me acerco a su oído. -Definitivamente, momento de tirar para el baño, ¿no?
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por _sara el Dom Mar 20, 2016 9:39 pm
Gabriel Souza (con Diego)

Dios, estoy fatal. Invitar a alguien a un café y que te diga que si lo hacemos aquí y que me entre la risa tonta... por suerte, consigo que no se me salga por fuera, porque estaría mal volver a los cinco años a estas alturas es lo último que quiero hacer delante del hombre que me ha conseguido presentar un Emmy y que debe de tenerme por una persona adulta y madura, o por lo menos eso espero. Aunque también me conoce demasiado para tenerme totalmente como eso, así que en fin. La cuestión es que si estoy así es porque hace mucho que no... y es que la verdad, cada día es más difícil. Desde que terminé de hacer el paripé con las chicas (era absurdo, no iba a acabar cambiando nada evidentemente y era estar obligándome a algo para nada), si he tenido a algún ligue ha sido escondiéndome todo y más, y si ese tema no les echaba para atrás, es sólo porque se enrollaban conmigo por salir en la tele, y eso me echa para atrás a mí. Pero bueno, eso no viene al caso ahora.

Le doy a Diego su taza y me dejo caer a su lado con un suspiro. Estoy un poco en shock y entre eso y los pensamientos trascendentales que me han entrado de repente estoy que no estoy. Le oigo decirme algo y me vuelvo con una sonrisa. Que va a tener que comprarse una máquina de café como esa. -Mientras tanto, puedes venir a tomarte uno aquí siempre que quieras- le respondo. ¿Ha sonado a flirteo? No era la intención. Vamos, o eso creo.

Bebo un poco a mi vez y levanto la vista al techo, por evitar un poco su mirada. Entonces Diego me pregunta si tengo pensado acompañante para los premios. Me lo acaba de decir y no tengo pareja ni nada, así que no está tan claro como podría parecer y es una pregunta difícil, que me coge por sorpresa tanto como los propios premios. Abro la boca y la vuelvo a cerrar y me encojo de hombros.

-Pues no, la verdad es que no lo había pensado. Quiero decir, igual a mi madre le haría ilusión, y eso de ir a las entregas de premios con tu madre siempre es adorable, pero...- a mi madre le haría ilusión, vaya, de sobra. La veo viniéndose a Los Angeles un mes antes a comprar el vestido y chillándole a todas sus amigas de la peluquería. Pero las cosas están como están y si aún no he sido el responsable del divorcio de mis padres, no quiero serlo ahora-. Larga historia. Igual podría decírselo a Lacey, ¿no?- le pregunto-. ¿O sólo empeoraría los rumores de... ya sabes?

Tengo que admitir que me he estado sirviendo un poco de esos rumores y que a Lacey hasta ahora tampoco le parece mal, y conociéndola, le haría casi tanta ilusión como a mi madre. Supongo que es la mejor opción que tengo hasta ahora. Claro que Lacey también es de las que se ofenden si acaban yendo a una gala de acompañante y no con invitación propia y no tengo ganas de mosquear a nadie.

Entonces tengo una idea y como es común en mí, sale de mi boca sin que me dé tiempo a procesar primero si es buena idea o mejor me callo. -Podrías venir tú- Oh, mierda. No sé cómo de normal es ir a los premios con tu representante, al menos de plus one. Que imagino que él iba a estar allí de todas formas pero... En fin, ya está hecho así que a intentar arreglarlo-. Quiero decir, tienes que ir de todas formas, y te lo vas a pasar mejor en la gala que en el backstage. Aparte de que bueno, eres el que me ha llevado hasta aquí y hasta que pueda agradecértelo propiamente recibiendo un premio y no entregándolo... es lo menos, ¿no?

Le sonrío. Creo que ha quedado bastante bien. Que no ha sonado a que lo invito porque no imagino ir con otra persona, básicamente porque él me gusta, es decir, que no ha sonado a la verdad.
Mensajes : 110

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 30

Localización : Sunset Blvd.

Ver perfil de usuario http://secretsandlies.foro-activo.com
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por calamity grace el Dom Mayo 22, 2016 6:03 pm
Hugh Marshall
ft. Sky



Me quedo unos segundos en silencio agradeciendo estar a espaldas de Greene y de que no puede observar mi expresión ahora mismo, porque si la he calado como creo que lo he hecho, en este momento se le deben de estar pasando todo tipo de cosas por la cabeza al poner la atención en que es mi brazo el que rodea a Lacey.

Ella no tiene por qué saberlo, por supuesto, que Lacey es como una hermana para mí. Aunque supongo que tampoco le hace falta cuando puede poner los datos que le de la gana simplemente firmando con un “es mi opinión”. Aprieto la mandíbula esperando a que hable, y no me decepciona, me esperaba el comentario sarcástico.

“Gracias, siempre he tenido buen gusto para los detalles.” No sé por qué me quedo en la misma postura. Probablemente en un intento tonto de intimidarla, aunque sé positivamente que no es de las que se dejan intimidar. “¿Está diciendo que soy su carabina? Por más que le gustaría a cierta gente del sector que fuera detrás de ella de niñera, hace años que ella se cuida solita en ese aspecto. Puede salir sola con hombres si quiere. Y antes de que diga nada, con amigos también. Como en esa foto. Reunión de amigos, ya sabe.”

Aguanto una sonrisa al ver que me devuelve la pelota y se gira acercando su cara a la mía. Movimiento intimidatorio que casi le funciona si no supiera que eso es justamente lo que pretende. Aún así, no soy de piedra, trago saliva cruzando los dedos para que no lo note. Bastante menoscabada tengo mi autoridad como para que se dé cuenta de que su cercanía hace que me tiemblen un poco las piernas.

“Puede hacer lo que crea oportuno, por supuesto, pero tenga en cuenta que la cadena cuenta con abogados deseosos de hacer sangre. Nada de lo que ponga, lo enfoque como lo enfoque, es verdad. Y a diferencia de usted, señorita Greene, yo sí puedo demostrarlo.” Me pongo derecho haciéndola espacio cuando ella se gira para quitarse mi brazo de encima. Me meto las manos en los bolsillos con la total seguridad de que no ha escuchado nada de lo que le he dicho. O, bueno, mejor dicho con la total seguridad de que le importa un rábano la amenaza que le acabo de hacer. “¿Por qué tiene tanto interés en Lacey?”

Sé que me está echando, pero no me muevo del sitio. No hasta que consiga lo que he venido a hacer, desde luego tengo toda la mañana si hace falta. Doy unos pasos hacia atrás, para apoyarme en la pared, junto a la ventana, y espero a que ella diga algo, pero se limita a mirarme y esperar a que continúe supongo. Respiro hondo y me cruzo de brazos sin quitarle la vista de encima.

“Esto puede ser todo lo rápido que usted quiera, señorita Greene, solo tiene que hacer lo que le pido. Así de simple. Seguramente debajo de toda esa fachada de mujer de hielo hay una persona lo bastante inteligente como para darse cuenta de que no tiene razón.” Me encojo de hombros echando un rápido vistazo al reloj de pared. “Usted decide ¿quiere que sigamos perdiendo nuestro tiempo?”

Mensajes : 167

Fecha de inscripción : 08/08/2015

Edad : 39

Ver perfil de usuario
avatar
Co-Producer

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.